El Plan Estratégico de Gobierno define tres estrategias globales para contribuir a la consecución de los objetivos y resultados globales de  largo plazo fijados en la Visión de País, por tanto la Secretaría de Coordinación General de Gobierno, como una de las instancias claves del Gobierno Hondureño, enmarca su actuar institucional en dichas directrices para la conducción de las políticas públicas de mediano plazo.

 

Consolidar el Centro de Gobierno y los Gabinetes Sectoriales

La Secretaría de Coordinación General de Gobierno (SCGG) y los Gabinetes Sectoriales (GS), se conciben como las entidades claves para la conformación del Centro de Gobierno (CdG), además de otras instancias que auxilian directamente al Presidente de la República en la gestión de gobierno. Corresponde a la SCGG liderar y coordinar el CdG, y, con especial énfasis, la coordinación intersectorial.

Así mismo, fueron conformados 8 Gabinetes Sectoriales, para que el conjunto de entidades que los conforman, actúen coordinadamente en función de alcanzar objetivos sectoriales de carácter transversal, cuyo alcance va más allá de la acción de una sola institución.  

 

Implementar y Consolidar el Sistema de Gestión por Resultados

La GxR es un modelo de gestión cuyo propósito es permitir a las organizaciones públicas optimizar su proceso de creación de valor público (resultados), asegurando la máxima eficacia y eficiencia en su desempeño, la consecución de los objetivos de gobierno y la mejora continua de sus instituciones. Es un enfoque diseñado para lograr la consistencia y coherencia entre los resultados de desarrollo de país y el quehacer institucional.

En este sentido, la GxR enfoca los esfuerzos de la administración pública a dirigir sus  recursos (humanos, financieros y tecnológicos), hacia el logro de resultados de desarrollo, alineados a un conjunto articulado de políticas, estrategias y programas para mejorar la calidad del gasto, la transparencia y la rendición de cuentas.

La institución responsable de implementar la GxR, como modelo de gestión de la administración pública en el país, es la SCGG, quien tiene a su cargo la regulación y coordinación del Sistema Nacional de Planificación y su vinculación con el presupuesto; el seguimiento y evaluación de resultados de las políticas y programas; la modernización del Estado; y la transparencia y rendición de cuentas. En el esquema siguiente se presenta la relación entre la estructura organizativa de la SCGG y la cadena de valor de la GxR.

 

Estabilidad Macroeconómica y Sostenibilidad de las Finanzas Públicas

La Visión de País y Plan de Nación establecen la estabilidad macroeconómica como fundamento para: a) elevar la tasa de crecimiento del PIB; b) fortalecer la situación fiscal; c) lograr un sistema financiero sólido; d) alcanzar un nivel de inflación bajo y consistente con los demás objetivos y un tipo de cambio competitivo; y, e) fortalecer la demanda interna, y recuperar los niveles de inversión pública y privada.

A su vez, los desequilibrios macroeconómicos existentes hacen urgente la corrección del desbalance fiscal, mediante una mejor recaudación tributaria y la racionalización del gasto público, a fin de disponer de los recursos necesarios para incrementar la inversión pública en programas y proyectos que apoyen los objetivos en los sectores sociales y en la infraestructura.

En este sentido, el Gobierno de Honduras suscribió la Carta de Intención del Acuerdo Stand-by con el Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el período 2014-2017, el cual señala la necesidad de reducir el déficit fiscal del país, contener el crecimiento de la deuda pública y ordenar sus finanzas públicas, bajo la premisa que la estabilidad macroeconómica es una condición necesaria para el crecimiento; y que está a su vez se alcanza mediante una gestión fiscal prudente.

Así mismo, la recientemente aprobada Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) en Honduras, mediante Decreto Legislativo No. 25-2016, fija entre otras reglas, una meta de déficit fiscal del 1% del PIB para el SPNF, a partir de 2019. Asimismo, crea el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), como el instrumento fundamental para dirigir las finanzas públicas hacia una senda de sostenibilidad compatible con dicha meta.

De igual forma, la SCGG y la SEFIN están emprendiendo acciones para articular los procesos de planificación y de presupuesto, de manera que la asignación de recursos se oriente hacia los resultados estratégicos de desarrollo y a promover una mayor calidad del gasto público. En este sentido, será fundamental la reforma a la Ley Orgánica de Presupuesto y la promoción de una nueva Ley de Planificación y Gestión por Resultados.