Honduras fue escogida por Naciones Unidas como uno de los cinco países en el mundo para hacer un ejercicio de homologación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los objetivos estratégicos de país.

La Secretaría de Coordinación General de Gobierno y el Sistema de Naciones Unidas han venido trabajando en ese proceso durante meses, y a la par, han desarrollado conjuntamente el nuevo Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Honduras 2017-2021, el cual fue suscrito este día.

El acto, que tuvo lugar en el Salón Morazán de Casa Presidencial, fue encabezado por el Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, en representación del Presidente Juan Orlando Hernández. Asistieron también la Secretaria de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, María Dolores Agüero y la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, Consuelo Vidal, quienes firmaron el documento que marcará la dinámica de trabajo de la ONU en Honduras, para los próximos  cinco años.

“El MANUD  define una verdadera alianza entre Honduras y Naciones Unidas”, dijo el Coordinador General, “responde a la demanda del Plan Estratégico de Gobierno, la Visión de País y Plan de Nación y apoyará los esfuerzos nacionales para la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS)”.

Para el Secretario Coordinador del Gobierno, el documento firmado constituye un instrumento fundamental para la articulación de trabajo entre la actual administración y el Sistema de Naciones Unidas en el país.  El mismo sigue los lineamientos de política que el Presidente Hernández Alvarado dio desde el inicio de su mandato y pone en práctica los principios de la Declaración de París y del Programa de Acción de Accra. Es decir, busca la eficacia de la cooperación, mediante la apropiación de los programas y proyectos, el alineamiento de estos con los objetivos del gobierno, asegura la gestión por resultados, se basa en la responsabilidad compartida y se ejecuta con transparencia.

El alto funcionario destacó el hecho que la estrategia de cooperación adoptada ha sido diseñada conjuntamente, por el Gobierno y las diferentes agencias, fondos y programas de la ONU, que trabajan en el país, sobre la base de un análisis y evaluación de las capacidades técnicas y financieras del Estado.

“El Gobierno valora mucho la apertura del Sistema de Naciones Unidas por hacer del MANUD un instrumento coherente con tres de los objetivos de país de largo plazo: la primera, una Honduras sin pobreza extrema, educada y sana, con sistemas consolidados de previsión social. La segunda, una Honduras que se desarrolla en democracia, con seguridad y sin violencia con un Estado moderno, transparente, responsable eficiente y competitivo y la tercera, una Honduras productiva, generadora de oportunidades y empleo digno, que aprovecha de manera sostenible sus recursos y reduce la vulnerabilidad ambiental”, destacó el Ministro. 

Por su parte Consuelo Vidal, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, refirió que “la esencia de este MANUD es trabajar por el desarrollo sostenible en Honduras, de tal manera que haya una repercusión directa en la vida de miles de hondureños y hondureña, especialmente aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad, es decir que el objetivo común es erradicar la pobreza en todas sus formas y no dejar a nadie atrás”.

El concepto general del Marco de Asistencia, es articular los esfuerzos de cooperación del Sistema de Naciones Unidas en Honduras con los instrumentos de planificación nacionales, ya mencionados, así como del Plan de Gobierno 2014-2018, bajo la perspectiva de apoyar al país en sus esfuerzos por cumplir con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, a nivel nacional.

La visión programática del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Honduras, se propone actuar en cinco áreas concretas: educación, salud, derechos humanos y participación ciudadana; seguridad ciudadana y prevención; y producción y sostenibilidad ambiental.

“Como Secretaría de Coordinación General de Gobierno (SCGG)  estamos realmente complacidos de haber logrado esa compenetración de propósitos con las Naciones Unidas” dijo Hernández Alcerro, “pero sobre todo de haber iniciado una práctica diferente para definir el uso de los recursos: un proceso de formulación dinámico, participativo, deliberativo, socializado y retroalimentado en distintos espacios por diferentes actores”, manifestó el funcionario.

“Sin duda que este esfuerzo común hará más efectiva la cooperación y nos dará mejores resultados”, concluyó.