“El enfermo está muchísimo mejor de lo que estaba hace tres años; está prácticamente curado” y el país se acerca a la condición de elegible para los beneficios de la Cuenta del Desafío del Milenio que otorga el Gobierno de los Estados Unidos, manifestó hoy el Secretario Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro.

Con este lenguaje figurado Hernández Alcerro, informó en conferencia de prensa sobre los resultados de la evaluación efectuada este año por la Corporación de la Cuenta del Desafío del Milenio.

En la comparecencia el alto funcionario estuvo acompañado por el director ejecutivo de la unidad Inversión Estratégica-Honduras (INVEST-H), Marco Bográn; la directora ejecutiva del Programa Umbral, que constituye un componente de la Cuenta del Milenio, Evelyn Bautista, y el director para Honduras y Guatemala de la Corporación de la Cuenta del Milenio, John Wingle.

En su disertación el secretario de Gobierno refirió que el país ha logrado superar dos de las “tres barreras duras” establecidas por la Corporación de la Cuenta del Milenio para poder acceder a los beneficios financieros de esa iniciativa y que se ha logrado aprobar al menos 10 de los 20 indicadores establecidos.

“En años anteriores estábamos por debajo de 10 y hoy hemos llegado a 10 indicadores, lo que quiere decir que hemos superado esas barreras duras”, dijo el ministro.

Explicó que este avance hay que considerarlo en función de que ahora Honduras tiene niveles de exigencia mucho mayores, pues en el pasado, cuando se le concedió un “compacto” (paquete de financiamiento), Honduras se ubicaba entre los países de renta baja en el mundo a los cuales la Cuenta les hace seguimiento para determinar si pueden tener acceso a un convenio de donación.

“Ahora hemos dado un salto significativo y nos ubicamos entre los países de renta media y en la medida en que se pasa de una categoría a otra el estándar sube, la barra se coloca mucho más alta”, prosiguió el coordinador del Gabinete de Gobierno.

Refirió que una buena noticia es que el índice de combate a la corrupción ha avanzado considerablemente en los últimos dos años.

“Estamos rozando la media y el requisito es que se llegue a la media y en eso hemos hecho un progreso muy importante es estos dos últimos años, pues lo que se ha evaluado es el 2015 y estamos esperanzados en que con las medidas adoptadas en este año vamos a llegar a la meta el año próximo”, añadió Hernández Alcerro.

Indicó que un segundo indicador aprobado es el relativo a los derechos democráticos y que hay motivos fundados para esperar que pronto se va a aprobar el indicador sobre derechos a los pueblos indígenas, sobre todo por los títulos de propiedad que se han otorgado a pueblos indígenas de La Mosquitia en el departamento de Gracias a Dios y en Colón, lo que implica más de un millón de hectáreas y que representa cerca de un 7 % del territorio nacional.

Un tercer indicador aprobado es el que se refiere a la vacunación infantil, en el que se ha alcanzado el 97 por ciento y la media exigida por la Cuenta del Milenio es el 90 por ciento, explicó Hernández Alcerro.

El ministro puntualizó que el cuarto indicador en el que se está avanzando significativamente es el relativo a la política fiscal, área en que el Gobierno ha hecho enormes esfuerzos para mejorar las finanzas públicas.

“Hemos pasado la tercera y cuarta revisión con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y tenemos índices de disminución del déficit fiscal muy importantes”, apuntó.

Explicó que este año no se aprobó el indicador porque lo que se mide son los últimos tres años y el déficit de 2013, que era casi del 8 %, todavía pesa muy fuertemente en el indicador; “pero el próximo año, con la reducción que se ha logrado en el 2014, 2015 y 2016, estamos seguros de pasar también ese indicador”.

En función de lo anterior, el Secretario Coordinador de Gobierno destacó que “este es un proceso de recuperación del enfermo y la buena noticia es que el enfermo está muchísimo mejor de lo que estaba hace tres años: el enfermo está prácticamente curado; todavía hace falta un pequeño esfuerzo adicional para que termine de curarse, pero está mucho mejor”.