Tegucigalpa, 23 de febrero.- La notable reducción de la tasa de homicidios en 29 puntos al 2016, es uno de los avances más significativos obtenidos por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, en tres años de administración, pues se ha logrado revertir la tendencia negativa que predominaba hasta el año 2012.

En el año 2016, se registraron 57.7 homicidios por cada 100 mil habitantes versus 86.5 homicidios por cada 100 mil habitantes en el año 2012 “No es poca cosa en cuatro años, a otros países les llevó 15 años lograr esa caída de los indicadores de violencia”.

Así lo señaló el Secretario Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, durante una amplia presentación efectuada en el foro público “Tercer Año de Gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández – Resultados y Expectativas”, patrocinado por la Fundación Juan Manuel Gálvez y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung.

Dicho foro tuvo como principal orador al ministro Hernández Alcerro, quien fue complementado con exposiciones por parte de los Secretarios de Estado, Coordinadores de Gabinetes Sectoriales, Wilfredo Cerrato, de Conducción y Regulación Económica; Ricardo Cardona, de Desarrollo e Inclusión Social; el vice ministro Aldo Villafranca, de Desarrollo Económico; y Julián Pacheco, de Seguridad.

El objetivo de la comparecencia ministerial era analizar críticamente los resultados del tercer año de gestión de gobierno, en función de los objetivos propuestos por el presidente Juan Orlando Hernández Alvarado, para el período 2014-2017 y establecer un balance de la labor realizada.

En su presentación, el Secretario Hernández Alcerro indicó que la política de seguridad del presidente Hernández Alvarado, ha estado enfocada en el combate frontal contra el crimen organizado y los carteles de la droga, lo cual ha permitido la disminución del número de narco avionetas, la destrucción de narco pistas, la desarticulación de carteles y la autorización de la extradición de 13 hondureños, por parte del Poder Judicial.

La coordinación interinstitucional de la Fiscalía General, la Policía, el Poder Judicial y las Fuerzas Armadas, ha permitido esa mejoría en materia de seguridad ciudadana “y la tendencia de los indicadores de inseguridad ciudadana sigue hacia la baja”, afirmó Hernández Alcerro.

Indicó que como parte de este esfuerzo, se está ejecutando una estrategia de transformación y depuración de la policía, con el propósito de garantizar al pueblo hondureño una entidad confiable, eficiente y transparente.

El Ministro destacó que paralelamente a las medidas de represión y combate del delito, también se ha desarrollado un ambicioso programa de prevención de la violencia con centros para la juventud en áreas marginales, mega parques, recreo vías, actividades deportivas y artísticas, proyectos de infraestructura en barrios vulnerables, iluminación de sitios públicos, programas de inserción laboral para jóvenes, programas de inglés, becas de estudio formal y programas de capacitación para el trabajo, entre otros.

Hernández Alcerro, puntualizó que en el curso del presente Gobierno el Producto Interno Bruto (PIB), creció entre 3.1 y 3.6%; el balance fiscal mejoró significativamente reduciendo el déficit de 2013 de un 7.9% a un 2.6% al cierre de 2016.

Agregó que las presiones inflacionarios se han moderado para beneficio de los consumidores y que se ha descendido de un 5.82% a 3.31% en 2016, por lo que la combinación de inflación baja, junto con la política de salario mínimo, ha significado una recuperación del poder adquisitivo de los asalariados de un 11% en los últimos años.

“Por primera vez en la historia de Honduras pasamos las tercera y cuarta revisión de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), las calificaciones del riesgo país han mejorado significativamente en estos tres años y hemos fortalecido el crédito internacional del país”, puntualizó Hernández Alcerro.

La presentación del Secretario Coordinador de Gobierno, incluyó además la presentación de datos sobre el mejoramiento de las condiciones económicas para favorecer la inversión, el empleo, la competitividad y la productividad, así como los relativos al desarrollo humano, la reducción de las desigualdades y la protección social; la transparencia  y la modernización del Estado.

Tras concluir la participación de los ministros, las mismas fueron objeto de comentarios y observaciones por parte de analistas nacionales e internacionales, entre ellos Eduardo Espinoza, director de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana ( SIECA), así como personeros de la sociedad civil y de la Dirección de Pueblos Indígenas y Afro-hondureños (Dinafroh).

Además hubo un período de preguntas y respuestas en las que la concurrencia pudo plantear sus inquietudes a los funcionarios y éstos evacuar la mayoría de las consultas.