Con el propósito de conocer de primera mano sobre la labor de asistencia técnica y financiera a programas de protección ambiental y mitigación de los efectos del cambio climático en Honduras , el Secretario Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, se reunió con representantes del Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

La comitiva del FND que fue recibida por el titular de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno estuvo encabezada por los señores Aage Jorgensen, gerente de Programa, y Per Lagerstedt, especialista en Energía.

La mencionada agencia de cooperación internacional opera con recursos proporcionados por entidades activas, organizaciones, empresas y autoridades, asentadas y debidamente registradas en Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia.

Su propósito es facilitar inversiones para que los países pobres adquieran capacidad para hacer frente a los efectos del cambio climático, brinda financiamiento en cooperación con instituciones de desarrollo bilaterales y multilaterales, y sus operaciones reflejan las prioridades de los países nórdicos en las áreas del cambio climático y desarrollo.

Este fondo opera en las dos macro-áreas de adaptación y mitigación, y en los sectores de energía, transporte, agua y saneamiento, la salud, la agricultura y la silvicultura. Temas más específicos elegibles son seleccionados cada año.

En Honduras, se encuentran actualmente apoyando proyectos en materia de eficiencia energética, la adaptación urbana al cambio climático y las energías renovables, en las zonas del Corredor Seco, Islas de la Bahía y próximamente La Mosquitia.

El Fondo Nórdico para el Desarrollo recientemente inauguró la ejecución del proyecto denominado “Resiliencia de la Economía Azul y del Ecosistema Costero del Norte de Honduras-Mi Pesca”, el cual está orientado a mejorar las condiciones de vida de más de 3 mil ciudadanos que viven de la pesca artesanal en costa norte del territorio hondureño. Dicha inversión contempla 6.5 millones de dólares y derramará un beneficio para poco más de 3 mil pescadores artesanales de la zona referida.

Los proyectos que demuestren identificación y el compromiso con la localidad son considerados como una prioridad, así como las que se centran en la participación ciudadana a través de la transferencia de tecnología desde los países nórdicos.