Tegucigalpa, 6 de marzo.

 El proceso de reducción de los índices de pobreza en el país está siendo articulado de manera integral y estructurada por el actual Gobierno para procurar que las familias beneficiadas tengan mejores estadios de vida y con el tiempo escalen los peldaños que los lleven a un estatus fuera de los indicadores de la pobreza extrema.

Así lo indicaron hoy las autoridades de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) y del programa Crédito Solidario, al explicar parte de la estrategia que se desarrolla para continuar sacando a más familias de la pobreza y el subdesarrollo.

La subsecretaria de Sedis, Doris Mendoza, indicó que es necesario que “veamos de dónde venimos y cómo hemos ido avanzando como país, sabiendo que muchos gobiernos han postergado el tema de atención a la pobreza desde un punto de la integralidad y no solo desde el punto de vista de ingresos”.

Así, estableció que el Estado hace un sobreesfuerzo para que dentro del proceso de dimensionalidad e integralidad de acciones se apueste, entre otros aspectos, a la primera infancia y a la reducción de embarazos en adolescentes, para evitar que se genere otro círculo de pobreza.

De esa manera, añadió, se están creando a través de los diferentes programas las condiciones de emprendimiento para que las familias tengan sus propios ingresos.

Mendoza explicó que Honduras cuenta con uno de los mejores y más avanzados sistemas de focalización de Latinoamérica.

“Hemos trabajado de manera efectiva en instrumentos que nos permitan avanzar en políticas de protección social y un registro que nos permite llegar de forma más efectiva a las familias más pobres desde un punto responsable con condiciones de vida favorable”, indicó.

“De pasar de medir ingresos, el Estado de Honduras también ha tomado la decisión de poder medir cuáles son los otros multifactores que hacen que un hondureño de tierra adentro llegue a ese estado de pobreza”, explicó.

Informe del BID

Recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió un informe en el que destaca, entre otros aspectos, que el programa de Transferencias Monetarias, más conocido como Bono Vida Mejor, realmente está sacando a las familias de la pobreza.

En ese sentido, el especialista del BID, Luis Tejerina, exteriorizó recientemente que "en términos de eficiencia de políticas públicas el bono es uno de los pocos programas sociales con estudios científicos de impactos reales en materia de mejorar los indicadores de pobreza".

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández realiza, a través de Sedis, la entrega de transferencias monetarias a más de 300.000 familias en situación de pobreza extrema en el país.

El especialista del BID destacó que Honduras cuenta con uno de los mejores programas de focalización.

“En Honduras el algoritmo para tener la mejor selección de hogares se actualiza con más frecuencia que la mayoría de otros países, y se actualiza en colaboración con los bancos para la verificación técnica de que es un algoritmo preparado con rigor técnico”, expuso.

Los indicadores del informe reflejan que se ha logrado, entre otros aspectos,  aumentar la matrícula escolar en 4.85 puntos porcentuales, mientras que en la asistencia escolar se ha reportado un incremento de 5.2 puntos porcentuales.

En materia de Salud, el informe también refleja datos alentadores, detectando un aumento de 11.3 puntos porcentuales en la asistencia a controles de talla y peso, mientras que la insuficiencia respiratoria aguda se ha reducido en 4.5 puntos.

El viceministro de Sedis, Miguel Zúniga, explicó que la medición de la reducción de la pobreza en Honduras se verifica con base en dos indicadores: la medición por ingreso y el índice de pobreza multidimensional, que abarca el acceso a la educación, calidad de vida y salud, lo cual permite focalizar los esfuerzos del Gobierno en estos componentes para mejorar la calidad de vida.

Zúniga destacó que el Gobierno del presidente Hernández trabaja permanentemente poniendo al alcance de los más pobres todos los programas que ejecuta la Sedis, entre ellos el Bono Vida Mejor.

Por su parte, el director del Programa Presidencial Crédito Solidario, Carlos Gunther Laínez, afirmó que “se está generando un clima más apropiado para potenciar el sector empresarial”.

Destacó que “la intervención integral desde la parte social es complementada con la parte del desarrollo económico que estamos haciendo, desde el fortalecimiento al tejido empresarial, la creación de las condiciones de mercado, la infraestructura vial y todo esto está aportando en la reducción de la pobreza”.

Mientras tanto, para el analista económico Julio Raudales los programas sociales son importantes, y destacó las prácticas de otros países.

“Hay dos elementos que son claves: la atención social que se le debe dar a las familias más vulnerables, lo cual se hace en todos los países; Brasil y el presidente Fernando Henrique Cardoso y Lula Da Silva; en México, el Programa Oportunidades; en Colombia y en Chile con Chile Solidario, y estos programas existen en todos lados y está bien”.

A su vez consideró que un elemento clave en la reducción de la pobreza es el mejoramiento de las condiciones para hacer negocios en el país.