Roatán/Santos Guardiola (Islas de la Bahía), 11 de marzo. 

Los alumnos de las escuelas Rubén Barahona, de Roatán, y Rosabella Mckenzie, del municipio de Santos Guardiola, en el departamento de Islas de la Bahía, recibieron paquetes escolares enviados por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

La iniciativa de uniformes y bolsones escolares se prioriza en los municipios y escuelas de sectores vulnerables de cada municipio del país con el objetivo de disminuir el impacto económico que genera la temporada escolar en las familias hondureñas, principalmente en la compra de útiles y las telas para los uniformes.

“Yo quiero que cada niño de cada escuela tome su cuaderno de dibujo y pinte sus sueños, lo lleven a su casa, lo pongan en un lugar donde lo vean y se acuerden de lo que quieren ser en la vida, pero eso solo lo van a lograr si se esfuerzan, estudian y son buenos hijos; la educación nos cambia la vida” expresó la primera dama, Ana García de Hernández.

La Primera Dama, que visitó la Isla de la Bahía para entregar la ayuda en representación del presidente Hernández, expuso que muchas familias soñaron con hacer de Roatán un destino turístico de cruceros y “ese sueño requiere de jóvenes que se preparen para recibir a los turistas que nos visiten, porque ustedes son el presente de Roatán”.

Cada niño recibe un paquete que contiene dos uniformes de asistencia a clases diaria, dos camisas y dos pantalones en el caso de los niños, y dos camisas y dos faldas en el caso de las niñas, y todos reciben un uniforme de educación física (camiseta y calzoneta), lo que se complementa con la mochila con útiles escolares.

Cada bolsón contiene reglas, sacapuntas, lápiz de tinta y de carbón, lápices  de colores para realizar actividades de dibujo y cuadernos de trabajo para realizar tareas en casa o en el centro educativo en el inicio del periodo académico 2019.

Cada paquete escolar (tres uniformes y la mochila) tiene un costo aproximado, según la zona de cada municipio, de 1.600 lempiras, lo que refleja un fuerte ahorro en las familias que tienen uno o más alumnos en el sistema de educación pública del país.

Los uniformes son elaborados por microempresas capacitadas por el programa de microempresarias de Vida Mejor, impulsadas por el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) y que a su vez son madres de familia que venden el producto terminado al mismo Estado.