Tegucigalpa, 12 de marzo.

El presidente Juan Orlando Hernández reafirmó hoy, al iniciar operaciones la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano (FNSTU), que se atiende a este rubro porque estuvo abandonado por años y la gente más humilde y luchadora es la que usa el transporte público, por lo que sufre más el golpe y el terror de la criminalidad.

Hernández explicó a la emisora HRN la importancia de la FNSTU, mientras esta nueva fuerza iniciaba operaciones para la protección de las unidades del transporte en diversas zonas de la capital con el fin de reducir los índices de criminalidad en el rubro.

“Lo que hemos iniciado con esta fuerza, para atender la seguridad del transporte público, es ni más ni menos que reconocer que la mayoría de la gente en Honduras, en las principales ciudades, la mayoría de la gente que usa el transporte público es la gente humilde, es la gente luchadora, la más necesitada”, manifestó.

Refirió que el “fenómeno delincuencial que ha vivido Honduras, durante estos 15 años atrás, el golpe, el terror de la criminalidad, se ha sentido más en los barrios y colonias más humildes, y desde luego en el transporte público”.

Control focalizado

El titular del Ejecutivo indicó que para integrar la nueva fuerza “se decidió tomar ciertos elementos de la Policía Nacional, elementos de la Policía Militar, elementos de Inteligencia, usar el Sistema de Emergencia 911, con cámaras y también con capacidad de recibir señales de los buses”.

Con este nuevo mecanismo de seguridad, prosiguió Hernández, “en algunos casos con vídeos o señales de botones de pánico, es decir, el conductor o el ayudante alertan desde el bus cuando miran que algo no está bien o hay el indicio o se está dando un tema de inseguridad”.

Todo “forma un primer grupo que va a irse focalizando en ciertas rutas que ya están siendo priorizadas por la nueva unidad”, apuntó.

Refirió que también “hay un grupo importante en San Pedro Sula, con quienes hemos hablado de esta situación y eso forma parte de poder ser efectivos en la lucha”.

Una fuerte inversión

El mandatario explicó que los dispositivos de seguridad en los buses los adquirió el sistema del transporte, mientras que el Estado como tal trabaja de manera conjunta por medio del Sistema 911, cámaras en las calles, sistema de personal especializado, computadoras y manejo de la recepción de todas las señales.

También explicó que por medio del 911 ahora se cuenta con las capacidades tecnológicas para recibir información “y esa es una inversión enorme la que ha hecho el Estado en materia de seguridad”.

Hernández reafirmó que, “de repente, lo que vamos a necesitar es hacer una reestructuración en el número de efectivos para poder atender las necesidades que están planteadas y eso sí: hasta ahora, yo estoy viendo definitivamente que eso nos va a llevar al Congreso Nacional” a pedir aumentar esos elementos.

Expuso que si se pide el apoyo del Poder Legislativo será porque en algún momento “vamos a tener que mover partidas presupuestarias que estaban destinadas para una cosa o para otra, o luego, también poder identificar cuál es el número de Policías Militares que necesitamos, porque la ley ya da un tope, da un techo”.

Sobre qué efectivos se necesita aumentar, Hernández recalcó que “para mí es mejor tener un número de policías militares, que ya son militares entrenados en tareas policiales, con equipos especiales, con el batallón canino, con sus propias indumentarias y que no las tiene un soldado”.

Puso como ejemplo que en algunas regiones del país los delincuentes han migrado al ver cómo se ha emprendido un esquema de seguridad que les está dejando pocos espacios para operar y se realizan capturas de manera rápida, mermando así las actividades delictivas en gran escala.

“Lo que no ocurría hace 10 años en el sur, ahora por el crecimiento económico y la conectividad (con mejores carreteras), este fenómeno de maras y pandillas de El Salvador llega a Honduras y en varias zonas fronterizas estamos viendo mucho narcomenudeo, y después de eso viene el pleito entre bandas por territorios; entonces, tenemos que actuar a tiempo”, indicó.

Hernández reiteró que Honduras ha logrado reducir los índices de violencia como nunca antes lo hizo un país en tan poco tiempo.

Sin embargo, recordó que, por ejemplo, ni Estados Unidos en la guerra contra Vietnam sufrió tantas bajas “como ha sucedido con nuestro país, que ha perdido más de 67.000 vidas con este fenómeno delincuencial en los últimos años”.