Tegucigalpa, 20 de mayoCon el propósito de medir el grado de pobreza en el país incorporando las mejores prácticas internacionales, hoy se instaló la Comisión Técnica de Medición de la Pobreza por Ingresos, integrada por instituciones del Gobierno de Honduras, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial  (BM), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y otros organismos internacionales.

Además, se involucrarán representantes del sector privado y de la sociedad civil hondureña.

El objetivo de este grupo de trabajo es revisar la metodología utilizada actualmente para medir el grado de pobreza en el país, incorporando las mejores prácticas internacionales.

La revisión de la metodología contará con el apoyo técnico y financiero del BID y del BM, quienes también tendrán la finalidad de ofrecer capacitación y apropiación a los técnicos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno (SCGG) en la mejora de la metodología de medición de pobreza en Honduras.

La comisión pretende iniciar este proceso con la transparencia y rigurosidad técnica que garanticen una mejora en la medición de la pobreza y aplicación de los mejores estándares internacionales.

La misión es revisar y mejorar la metodología de cálculo de pobreza por ingresos con el fin de formular políticas públicas más adecuadas a la realidad de la población hondureña.

La coordinadora general de Gobierno adjunta al Gabinete Social, Zoila Cruz, dijo que “hoy en día se cuenta con  nuevos conceptos y metodologías que hacen necesaria una revisión profunda de la serie histórica de medición, puesto que la discusión sobre la inconsistencia de la línea de pobreza es un tema reciente”.

“Lo anterior, sumado a una serie de resultados obtenidos en las encuestas más recientes, como la línea de pobreza relativamente más alta en comparación con el resto de la región dado el nivel de ingreso del país, reforzaron en el Gobierno la necesidad de mejorar y actualizar la metodología en reducción de pobreza en Honduras”, explicó.

Cruz añadió que “el trabajo de revisión tendrá como objetivo realizar la capacitación y apropiación de dicha metodología por parte del personal técnico del Gobierno de la República”.

Buenas prácticas

El representante del BM en Honduras, Boris Weber, apuntó que este mecanismo viene a resaltar y es un ejemplo de buenas prácticas de ayuda y cooperación, “porque hemos trabajado juntos como equipo”.

“Eso es importante para el beneficio de país y del pueblo hondureño”, explicó Weber.

Ahondó en que el equipo del BM está participando en esta mesa técnica para ayudar a garantizar que las cifras de pobreza están respaldadas por las mejores prácticas internacionales.

“De esa manera nos daremos cuenta de las tendencias reales de la pobreza en Honduras y podemos enfocar en mejor manera las políticas y los programas”, indicó Weber.

El representante del BID en Honduras, Eduardo Marques Almeida, subrayó que este proyecto obedece al liderazgo del presidente Juan Orlando Hernández.

“Lo que se busca con esta iniciativa es tener un valor más preciso de la pobreza”, dijo, y detalló que “este es un parámetro que puede ser utilizado para políticas públicas”.

La pobreza en Honduras se mide comparando el ingreso de los hogares con las líneas de pobreza: aquellos por debajo de este valor son considerados pobres.

Datos

- En Honduras, la última actualización de la lista de productos básicos que conforman la línea de pobreza fue realizada en 1978 mediante la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), por lo que existen altas posibilidades de que esa lista de productos básicos haya cambiado.