En reconocimiento al significativo aporte efectuado a la sociedad hondureña en el campo de las ciencias sociales, el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Educación, concedió recientemente el Premio Nacional de Ciencia “José Cecilio del Valle”, a la destacada profesional del Derecho, Gilma Agurcia Valencia.

La entrega del galardón se llevó a cabo el pasado martes 15 de mayo, en el Teatro Manuel Bonilla, en presencia de autoridades de gobierno, encabezadas por el titular de la Secretaría de Educación, Marcial Solís e invitados especiales.

El reconocimiento es entregado cada año junto a los premios nacionales de Arte “Pablo Zelaya Sierra” y de Literatura “Ramón Rosa”, por disposición del Decreto No.100 del11 de octubre de 1967, que fueron creados con el propósito de motivar e incentivar a aquellos ciudadanos y ciudadanas que se dedican a una de estas ramas del saber humano y cuyas ejecutorias tengan trascendencia nacional e internacional.

Gilma Agurcia Valencia, actualmente se desempeña como asesora legal del Despacho Ministerial de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno; es Doctora en Derecho, con especialidad en Derechos Humanos, obtenida en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Cuenta con una amplia trayectoria en el campo académico, tanto en el área docente, como administrativa, fue coordinadora de la Carrera de Derecho de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, y miembro del Consejo de Educación Superior, entre otros.

Fue comisionada del Instituto de Acceso a la Información Pública, IAIP, ha efectuado diversas consultorías para organismos internacionales, entre ellos el Banco Mundial y ha laborado en varios bufetes de abogados en el ejercicio privado, por lo que a criterio de sus colegas es una jurista de altos conocimientos y méritos irrefutables.

Durante la entrega de los premios, el Secretario de Educación, Marcial Solís, consideró un gran orgullo reconocer la trayectoria de los tres personajes a los que se acreditó las preseas en referencia, “quienes han dedicado su tiempo a cultivar y a desarrollar esas capacidades tan necesarias para la humanidad y para la sociedad en general”.

Por su parte Gilma Agurcia, indicó que el reconocimiento es algo inesperado que nunca se imaginó y que con ello confirma la importancia que tiene ser una apasionada del estudio, la investigación “y ejercer nuestras labores profesionales de la mejor manera”.

El Premio Nacional de Arte “Pablo Zelaya Sierra”, fue concedido al reconocido profesional del Derecho Juval Valerio; por su aporte a la cultura nacional y el Premio Nacional de Literatura “Ramón Rosa”, al ciudadano Mario Hernán Ramírez.